30/10/11

Pendiente del tren olímpico

Acaba de cumplir 34 años, el pasado miércoles, y el campeón de España de lucha grecorromana en 55 kilos, el murciano Joaquín Martínez Abellán, tiene muy claro que está ante la última oportunidad de cumplir con el sueño de convertirse en olímpico.

La carrera para estar el próximo verano en los Juegos de Londres comienza en su tierra, los días 11 y 12 del próximo mes de febrero de 2012 con la celebración, en San Javier, de los Campeonatos de España, categoría absoluta, de lucha olímpica (libre olímpica, grecorromana y femenina). A partir de ahí debe iniciar el acopio de medallas que le sigan garantizando, en las siguientes pruebas clasificatorias organizadas a nivel continental y mundial, el pasaporte londinense. Es imprescindible hacer podio y para eso tiene que demostrar ser mejor, o al menos igual, que los luchadores del este, los número uno. «Estoy animado y con muchas ganas. Cuando tomé la decisión de bajar de 60 a 55 kilos para competir fue un acierto, aunque me cuesta mucho mantener ese peso, pero antes era el más pequeñito de la categoría y ahora soy de los más altos. Mido 1,68 metros». Se encuentra ansioso de sacarse la espina de lo ocurrido el pasado mes de septiembre en los Mundiales de luchas olímpicas de Estambul, cuando salió derrotado en la ronda de clasificación, después de haber ganado el XI Torneo Internacional Gran Premio de España.

Hay que remontarse a cuando tenía 12 años y estudiaba en el colegio Torre Salinas, su profesor de educación física, José María López Gullón le animó a practicar la lucha como materia deportiva extraescolar. Probó y le gustó. Maestro y alumno progresaron juntos. El primero es el actual presidente de la Federación Murciana de Lucha, además de entrenador nacional, mientras que Joaquín es el murciano más galardonado en esta especialidad con 25 títulos de campeón de España y actualmente el quinto español en el ranking de todas las categorías. Los dos, además, siguen vinculados al colegio Torre Salinas convertido en un vivero de futuros luchadores. «El relevo lo tengo asegurado porque mi hermano Alberto, que tiene 28 años, está apretando bastante también en grecorromana. Él compite en 60 kilos».

Joaquín Martínez forma parte de la Concentración Permanente que tiene la Federación Española de Lucha en el CAR de Los Narejos y gracias a eso puede aspirar a la Olimpiada. «De no ser porque estoy en la selección española sería imposible salir a competir fuera de España por lo costoso que resulta, pero en mi caso la Federación Española es la que corre con los gastos».


Fuente: laverdad.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

CHAT EN TIEMPO REAL